Colectivo por puesto

colectivo

Sucede, impredecible y altanera, sucede la acción, el tiempo y el destiempo; una rana saltando en viceversa, un Peaton pateando colillas de carros, y ese disparo suelto al sujeto, y también la metáfora sin mentira, el verbo niño, el viento en el verano que no llega, que ya no se espera, sucede callada una Cúcuta siempre pasajera, unas ganas de todo pero esperando nada. Colectivo por puesto. ¿Donde quieres llegar? Vida o vía hay. DG